El perro estresado

No hay ninguna duda que el mayor problema hoy en día que nuestros perros se tienen que enfrentar es el estrés y que el perro más común es el perro estresado.

Lo intentamos derivar a otras razones, pero lo que realmente mata a nuestros perros es el estrés. El perro de compañía no está acompañado. Pasa la gran mayoría del tiempo estando solo y cuando le dedicamos un poco de nuestro tiempo, tenemos prisa. En fin, nosotros también estamos estresados.

Les sacamos a dar un paseíto por el barrio para echar un pis y dejar la plasta. Cuando se atreven de poner la nariz en el suelo, huelen que ha pasado un montón de cosas por allí. 20 perros, siete gatos, tres ardillas, un par de ratas y hasta unas lagartijas. El problema es que no les dejamos tiempo para procesar absolutamente nada. Es como llevar a nuestro hijo al cine y al llegar le decimos que se vaya al servicio para mear y cuando sale nos volvemos a casa. Sinceramente, habría sido mejor no salir de casa.

Además, la gran mayoría no tienen sus instintos básicos cubiertos y tampoco tienen una vida social mínimamente satisfactoria.

Entonces ¿qué factores del estrés hay en nuestros perros?

La genética

Se ha hecho diferentes estudios sobre la importancia de la raza del perro sobre su capacidad de gestionar diferentes estresores. Un estudio bastante extenso realizado en Finlandia1 sobre 13.700 perros domésticos, publicado el 5 de marzo de éste año, demostró (con algunas reservas) que razas diferentes reaccionan de diferentes maneras a estresores distintos.

Para dar algunos ejemplos se demostró que el Perro de Aguas Español tiende a tener dificultades de gestionar personas extrañas y puede mostrar comportamiento agresivo hacía estas. En cambio una de las razas que mejor resuelve esto es el Staffordshire Bullterrier (Una raza considerada PPP – N. del A.).  Al Collie de Pelo Largo no le gusta superficies resbaladizas mientras el Border Collie lo gestiona excelentemente. A su vez el Border no puede estar quieto cuando pasa una mosca a su lado, pero al Mini Schnautzer no le importa ni lo más mínimo.  

Período prenatal

Se sabe que hembras con un nivel de estrés alto durante la gestación influye sobre la vida entera del cachorro. Efectos psicológicos pueden ser problemas de socialización, aprendizaje y niveles altos de ansiedad. También puede mostrarse efectos fisiológicos como problemas de obesidad por resistencia a insulina, sistema inmunológico debilitado y sensibilidad a dolor alterado.

No hay muchos estudios sobre esto, pero Franklin D. McMillan (Best Friends Animal Society) publicó un estudio2 en 2017 sobre cachorros vendidos en tiendas de mascotas y/o nacidos en granjas de cachorros que entra en este tema.

Las primeras semanas

Otra parte esencial es el período de las primeras semanas de la vida del cachorro. El increíble papel que juega la madre aquí no se puede sobrevaluar. La madre del cachorro es la que le enseña todo durante las primeras seis a ocho semanas. El cachorro no está preparado de ser separado de su madre antes de la séptima semana ni físicamente ni en términos de comportamiento social. Aunque hay pequeñas diferencias entre razas sabemos que por ejemplo el cerebro del cachorro ni siquiera está completamente desarrollado hasta la quinta semana3.

Se dice que para poder hacer una buena impronta no se debe dejar al cachorro con su madre más allá de las 12 semanas. Esto es cuando hablamos de perros que se va a usar para construir un perro para algún tipo de trabajo en concreto. Personalmente creo que si se socializa, manipula y prepara el cachorro para la vida en nuestra sociedad estando a su lado su madre, puede alargarse el tiempo bastantes semanas.

Durante ésta etapa es cuando empezamos con la socialización y adaptación a diferentes ambientes y entornos. Los cachorros deben ser expuestos del mayor número de diferentes estímulos ambientales posibles, observando en todo momento su posibilidad de gestionar y resolver dichos estímulos. Cachorros que crecen con pocos o nada de estímulos tendrán claras dificultades de gestionar situaciones y entornos extraños en la vida adulta4.

Comida

Una deficiencia en la dieta puede causar estrés, sea por exceso o insuficiencia. Si es desequilibrada o no cumple con las necesidades nutritivas. En esto el triptófano tiene un papel importante. Alimentación baja de triptófano5 y/o vitaminas del grupo B influye directamente sobre la producción de serotonina6. No hay todavía bastantes estudios para concluir sobre la importancia en perros, pero sabemos que el nivel de serotonina influye directamente sobre el poder de gestionar estrés en humanos.

Sin embargo un estudio7 publicado en 2018 confirmó diferencias en numerosas parámetros de conducta canina. Aunque también dice que se debe hacer más estudios con dietas con niveles mayores de triptófano, para poder llegar a conclusiones más seguras.

Además tenemos que tener en cuenta que la tirosina8 compite directamente con el triptófano  y puede provocar un desequilibrio en perros estresados. Si un perro es ansioso, excitado o difícil de controlar en general, se debe comprobar el contenido de cereales en la comida del perro.

Nosotros

No debemos ignorar nuestra importancia sobre el nivel de estrés en nuestro perro. Un estudio del año pasado9 demuestra que los niveles de la hormona del estrés a largo plazo se sincronizaron entre perros y humanos, dos especies diferentes que comparten la vida cotidiana. Además dado que la personalidad de los propietarios se relacionó significativamente con el nivel de cortisol10 en cabello de sus perros, concluye que son los perros los que reflejan los niveles de estrés de sus dueños en lugar de los propietarios que responden al estrés en sus perros.

Infraestimulación

El perro viene de un pasado de actividad física y mental para poder sobrevivir y además es un animal social que coordina su comportamiento a través de su entorno social.

Nuestra vida es activa mientras estamos fuera de casa y al llega descansamos. Para el perro es al revés. Descansan, o por lo menos es lo que nosotros queremos, mientras estamos fuera y se activan cuando llegamos de vuelta. Pues, es una ecuación que no cuadra y el perro no recibe los estímulos que necesita y se aburre.

El aburrimiento a menudo se asocia con el cortisol que crea estrés. Hasta un perro dormido y aparentemente relajado puede en realidad ser un volcán a punto de estallar.

Sobreestimulación

Estamos viviendo en una sociedad en la cual está mal visto el no hacer nada y un perro cansado es un perro feliz. Estas dos cosas nos lleva a sobreestimular a nuestro perro con juegos no aptos.

El juego más típico en este caso es sin duda el tirar la pelota. Juegos de este tipo le da al perro un chute de endorfinas y adrenalina que puede si se prolonga llegar a ser adictivo. Si se repite de manera crónica (diario o varias veces a la semana por mucho tiempo) se incrementarán a nivel general los niveles de testosterona y cortisol aumentando la reactividad, irritabilidad y nerviosismo en tu perro.  

Además puede provocar  desórdenes obsesivos compulsivos similares a los de los humanos. El equivalente a tener que cerrar la puerta tres veces seguidas detrás de ti sería correr por la pelota y regresarla por horas sin descanso. Por no entrar en los problemas físicos que este tipo de juego puede provocar11.

El día a día

En nuestro entorno estamos rodeados de cosas que no son nada naturales para un perro. Tenemos que tener en cuenta que el perro no recibe el entorno de la misma manera que nosotros.

El perro puede percibir un olor que nosotros ni siquiera percibimos como algo tremendamente estresante. El ruido es también algo que perciben diferentemente. Sonidos que nosotros ni notamos. Un ejemplo es la plaquita metálica de identificación que tiene colgando en el collar. A una distancia de diez centímetros transmite un sonido que puede llegar a un nivel de 84,5 decibelios. Hay perros que tiene eso 24 horas al día todos los días la vida entera.

La única manera de poder manejar esto es observar a nuestro perro y cuando notamos que se altera tenemos que buscar el origen.

¿Qué puedo hacer?

Como el estrés de nuestro perro, para nosotros, se muestra como un problema de comportamiento muchas veces lo intentamos arreglar con parches. Le enseñamos el sentar y el tumbar. Le andamos en un junto. Tendrá un control de impulsos fantástico y puede andar a mi lado con correa corta, la cabeza alta y en un paso bien rápido.

Probablemente lo que hemos hecho es añadir todavía más estrés y le hemos quitado cualquier forma de autocontrol y capacidad de gestión. Esto llevado a un extremo puede llegar a indefensión aprendida o una resignación pasiva, Una depresión profunda.

Bajo mi punto de vista, lo que debemos hacer es reducir lo máximo posible los estresores en la vida del perro y darle más libertad para poder elegir y tomar decisiones por sí mismo. El perro, igual que nosotros, necesita tener una sensación de control sobre la situación en el que se encuentra. Es importante dejar al perro tiempo para procesar nuevas situaciones y entornos.

Cuanto más frustres, domines y controles a un perro, más pasivo y sumiso se convierte. Restricciones como el “no”, “ve” y “acuéstate” continuos le hace saber que nada es permitido.

Como lo veo yo es mejor tener un perro confiado y activo que uno demasiado obediente y pasivo. Perros que viven en un entorno generoso que le permite hacer cosas toman más iniciativas. Se comunican mejor y son más sociables.

El ejercicio es importante, pero déjalo ser libre y que el perro decida cuánto. Además es importante el ejercicio mental. Ambientes enriquecedores y juegos de olfateo aumenta la autoconfianza a además le hace capaz de controlar su energía. Así no reacciona de forma exagerada a situaciones repentinos que le pueden dar una subida de estrés.

Por último debe tener una socialización sana con compañeros de su especie y poder comportarse como un perro.



 1 https://www.nature.com/articles/s41598-020-59837-z
 2 https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1558787817300102
 3 https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1558787815000313
 4 https://www.st-va.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6067676/
 5 https://es.wikipedia.org/wiki/Tript%C3%B3fano
 6 https://es.wikipedia.org/wiki/Serotonina
 7 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6168022/
 8 https://es.wikipedia.org/wiki/Tirosina
 9 https://www.nature.com/articles/s41598-019-43851-x
10https://es.wikipedia.org/wiki/Cortisol
11https://caninearthritis.co.uk/cam-conversation-with-cam-lynsey-mel-rebecca-kathryn-and-danielle-about-ball-throwing-for-dogs/  
12 http://www.letyouranimallead.co.uk/  
13https://anchor.fm/pdte/episodes/When-noise-isnt-music-to-your-dogs-ears-Karen-Webb—UK-ecvkd7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *